La Cafeína

La cafeína es una sustancia amarga que se encuentra naturalmente en más de 60 plantas, incluyendo:

• Granos de café • Hojas de té • Nueces de cola, que se usan para el sabor de las bebidas de cola • Vainas de cacao, que se utilizan para hacer productos de chocolate • La cafeína puede encontrarse de forma natural en las plantas que utilizamos para hacer café, té y chocolate. También se encuentra en algunas plantas utilizadas como saborizantes, tales como el guaraná o en tés alternativos como la yerba mate.

También existe la cafeína sintética (hecha por el hombre), que se añade a algunos medicamentos, alimentos y bebidas. Por ejemplo, algunos analgésicos, medicamentos para el resfrío y medicamentos de venta libre para la concentración contienen cafeína sintética. Lo mismo con bebidas energéticas y productos para "aumentar la energía".



La mayoría de la cafeína que consumen las personas proviene de las bebidas. Las cantidades de cafeína en diferentes bebidas pueden variar mucho. La etiqueta de muchos alimentos empaquetados, entre ellos bebidas y suplementos alimenticios con cafeína, proporcionan de manera voluntaria información sobre la cantidad de este estimulante que contienen. Ten cuidado al consumir por primera vez un nuevo alimento empaquetado adicionado con cafeína si la cantidad que contiene no aparece indicada en la etiqueta. Como referencia, una lata de 12 onzas (355 ml) de refresco con cafeína por lo general contiene de 30 a 40 miligramos de cafeína; una taza de 8 onzas (237 ml) de té verde o negro, de 30 a 50 miligramos, y una taza de 8 onzas de café, algo más cerca de los 80 a 100 miligramos. La cafeína de las bebidas energizantes puede variar entre los 40 y 250 miligramos por cada 8 onzas de líquido.

Bebidas descafeinadas

Los tés y cafés descafeinados tienen menos cafeína que sus contrapartes normales, pero aún contienen algo. Por ejemplo, el café descafeinado normalmente contiene de 2 a 15 miligramos en una taza de 8 onzas. Si usted tiene una fuerte reacción negativa a la cafeína, quizás quiera evitar estas bebidas en lo absoluto.

Cantidades recomendadas de cafeína

Para los adultos sanos, la FDA ha mencionado 400 miligramos al día —que son de cuatro a cinco tazas de café— como una cantidad que en general no se relaciona con efectos negativos peligrosos. Sin embargo, hay un amplio grado de variación en lo sensibles que son las personas a los efectos de la cafeína y qué tan rápido la metabolizan (asimilan). Algunos padecimientos tienden a hacer más sensibles a las personas a los efectos de la cafeína, al igual que ciertos medicamentos.


Efectos de la cafeína en el cuerpo

La cafeína tiene muchos efectos sobre el metabolismo de su cuerpo:

• Estimula el sistema nervioso central, lo que puede hacer que usted se sienta más despierto y le dará un impulso de energía • Es un diurético, lo que significa que ayuda al cuerpo a deshacerse de agua y sal extra al orinar más • Aumenta la liberación de ácido en el estómago, lo que a veces conduce a malestar estomacal o acidez • Puede interferir con la absorción de calcio en el cuerpo • Aumenta la presión arterial

Beneficios de la cafeína

• Mejora del rendimiento físico y de la capacidad de entrenamiento: La cafeína mejora distintos parámetros del rendimiento en deportes de resistencia, fuerza, potencia y deportes de equipo de alta intensidad como fútbol o rugby. El consumo de cafeína ahorra glucógeno, promueve la combustión de las grasas y es capaz de aumentar la intensidad del esfuerzo realizado (sin que la persona perciba ese esfuerzo adicional). Consumir cafeína antes de la actividad física incrementa la fuerza, la capacidad de trabajo, mejora la velocidad, mejora los tiempos en competición y aumenta el tiempo transcurrido hasta que aparece la fatiga. Aunque puede elevarse la producción de orina o diuresis, no se han encontrado efectos negativos sobre el balance hídrico que puedan afectar negativamente al rendimiento. • Efectos sobre la recuperación: Recientes estudios han observado que la cafeína no solo no disminuye la síntesis de glucógeno, sino que incluso puede mejorarla. • Termogénesis y pérdida de peso: El consumo de cafeína eleva la secreción de catecolaminas lo que promueve la lipolisis (combustión de las grasas), eleva el gasto energético (3-7%) y favorece la pérdida de peso y grasa corporal. • Efectos psicoestimulantes y rendimiento cognitivo: El consumo de cafeína eleva la sensación de alerta, la concentración, mejora la velocidad de reacción y disminuye la sensación de sueño. También produce mayor sensación de vigor, actividad y mejora el estado de ánimo.



Consumo de cafeína en exceso

El exceso de cualquier sustancia, siempre trae consecuencias negativas, la cafeína no es la excepción, algunos de los efectos son: insomnio, nerviosismo, ansiedad, frecuencia cardiaca acelerada, malestar estomacal, náuseas, dolor de cabeza, una sensación de tristeza (disforia) El riesgo de sufrir una sobredosis de cafeína aumenta en la medida que la concentración de este estimulante en el producto aumenta, lo que significa que incluso dosis pequeñas de un producto altamente concentrado pueden acarrear efectos peligrosos. Tan solo una cucharadita de cafeína pura en polvo puede contener la misma cantidad de cafeína que 28 tazas de café, y media taza de un producto de cafeína líquida altamente concentrada, el equivalente de más de 20. Éstas son cantidades tóxicas que pueden tener consecuencias graves para la salud.

Reduce el consumo de cafeína sin que cause efectos secundarios

Si estás acostumbrado a tomar bebidas que contienen cafeína todos los días y quieres reducir su consumo, lo mejor es hacerlo de forma gradual. Parar de pronto puede provocar síntomas de abstinencia, tales como dolores de cabeza, ansiedad y nerviosismo. A diferencia de la abstinencia de los opiáceos o el alcohol, la de la cafeína no se considera peligrosa, pero sí puede ser desagradable.