Importancia del potasio

El potasio, como tantos otros minerales, es muy importante para el organismo y para mantener la salud en general. Este mineral tiene una gran influencia en el metabolismo y distintas funciones corporales, además de ser fundamental para el correcto funcionamiento de todas las células, tejidos y órganos.



El potasio influye en el funcionamiento de músculos, sistema nervioso, corazón, riñones, balance de fluidos y en las funciones renales. Algunas de las funciones que desempeña el potasio en el organismo son:

• Participa en la síntesis de las proteínas a partir de los aminoácidos y en el metabolismo de los carbohidratos. • Es imprescindible para la formación de los músculos y el crecimiento normal del cuerpo. • Es fundamental para que el corazón tenga una actividad eléctrica normal. • Mantiene el equilibrio acido-base, el cual es un proceso complejo en el cual intervienen varios órganos para lograr mantener balances internos.

Cuando el nivel de potasio desciende se produce hipokalemia, que se manifiesta con diarrea, aumento de diuresis, vómitos y deshidratación.


El potasio forma parte de lo que conocemos como electrolitos. Durante la práctica deportiva de intensidad perdemos electrolitos a través del sudor y la transpiración. Una de las consecuencias de la pérdida de electrolitos junto a la deshidratación puede ser sufrir calambres. Cabe destacar que no todos los calambres son originados por la pérdida de electrolitos, también pueden ser causados por seguir dietas y entrenamientos inadecuados o por excesivo ejercicio físico, por ejemplo.



El calambre producido por un desequilibrio electrolítico y deshidratación es uno de los más habituales. El potasio y el sodio son responsables de generar el impulso necesario para la contracción muscular y su vuelta al estado de reposo, por esta razón su déficit puede alterar la contracción muscular provocando como respuesta el calambre.

Una adecuada ingesta de potasio ayudará a mantener el equilibrio hídrico y un nivel estable de presión arterial, además de facilitar el impulso nervioso y la contracción muscular. Muchas bebidas deportivas aportan sodio y potasio para ir restableciendo dichos minerales durante la práctica deportiva, pero es necesario que en tu dieta habitual consumas suficiente cantidad de potasio para mantener un estado óptimo de sus niveles.

Hay muchos alimentos que nos pueden aportar potasio. De hecho, las verduras y tubérculos son los que más contienen (patata, espinaca, acelgas), junto con legumbres y frutos secos. Las frutas también son fuente, aunque en menor medida. Destacan el melón, el plátano y el kiwi.


Recuerda, una dieta rica en vegetales y frutas, legumbres y frutos secos te ayudará a obtener el potasio suficiente para realizar deporte de alta intensidad y prevenir problemas como los calambres. Un buen momento para hacer una toma extra de potasio es después del ejercicio. Además, podemos obtener potasio de las legumbres como lentejas, garbanzos, etc. y de los frutos secos, como nueces, almendras y avellanas.

Al conocer la importancia del potasio para las funciones del cuerpo y la necesidad del mismo para mantener la salud, deberíamos prestar atención e incluir diariamente algunos de estos alimentos para asegurarnos una dosis adecuada de dicho mineral.


#QuedateEnCasa

#PensandoEnTi