Flexitarianismo

El flexitarianismo ha ganado muchos nuevos seguidores entre aquellos que quieren aprovechar los beneficios de una dieta basada en plantas mientras satisfacen sus impulsos carnívoros, pero involucra más que solamente eliminar la carne de uno que otro platillo y aquí te decimos cómo llegar a tus requerimientos nutricionales con o sin ella.

El problema con las dietas que responden a un nombre es que suelen tener regla; las reglas significan negación, la dieta es por supuesto fundamentalmente importante para cualquier estilo de vida saludable pero las dietas son invariablemente restrictivas e insostenibles. esa ese extra significa algo el flexitarianismo (veganismo y vegetarianismo con días de trampa no especificados) es un caso especial. Es su ausencia de estructura y sus reglas y prácticas es lo que la hace tan interesante. Está cobrando popularidad, estamos haciendo algún intento por reducir nuestro consumo de carne y las búsquedas online de la palabra vegano se han elevado 100% en los últimos dos años solamente; esto es porque hay una buena razón para eliminar la carne. Basar tu dieta en plantas es indudablemente bueno y estudios lo relacionan con una esperanza de vida mayor y un menor riesgo de sufrir condiciones del corazón.


No tiene que ser todo o nada, no importa lo que digan los puristas de las plantas, un filete de res pollo o pescado no te hará daño, la carne sigue siendo una gran fuente de proteína saludable. Volverte vegano puede ser un gran cambio de estilo de vida y el flexitarianismo te da todos estos beneficios simplemente es más fácil reducir un poco la carne, no tiene que ser un juego aburrido o drástico. Te daremos unos tips de platillos veganos todos llenos de sabor y nutricionalmente balanceados y también incluimos una opción de carne adicional (en caso de que sea día de trampa)

Empezando de cero Toma un día de descanso de las cenas pesadas y prepárate para tu sesión matutina con un combustible nocturno rico en nutrientes. Libera tus ensaladas de la vieja fórmula de carne con vegetales, combina arroz salvaje, semillas y soya para dar un nutritivo hit de aminoácidos a tus músculos, agrega zanahorias cocinadas (esto hace más fácil absorber los betacarotenos de los vegetales, un nutriente que te protege ante el estrés de entrenar). Agregar hinojo y semillas elevará tu testosterona. • Opción de carne adicional: el atún de aleta amarilla sellado mantendrá tus ensaladas ligeras y agregará 30 gramos de proteína completa muy útil si planeas entrenar duro al día siguiente.

Tu aliado en la pérdida de grasa Una versión saludable de un clásico prueba que no tienes que devorar kilos de pasta para ir a lo grande con comida italiana: risotto de apionabo y almendra. Para una versión muy en tendencia cambia todos los quesos y lácteos por su versión de nueces y soya, más allá de la ayuda ambiental, también tienen menos calorías y contienen más fibra; las últimas versiones incluso se derriten, así que espolvoréalos o gratínalos en cualquier platillo y agrega almendras. • Opción de carne adicional: este platillo con pierna de cordero es una fuente de histidina que elimina la grasa, así que no arruinará tus intenciones saludables.

Músculo para llevar La carne no es el único camino para construir masa muscular. El misal con salli de papá contiene todo lo que necesitas después de un pesado entrenamiento, te recomendamos este platillo con las lentejas germinadas que contienen más proteínas y vitaminas, agrega jengibre que es un analgésico natural útil para cuando sientes los estragos de un día de pierna, incluir un poco de tomates verdes altos en tomatidina han probado elevar el crecimiento muscular. • Opción de carne adicional: para cambiar la proporción de proteína-carbohidratos reemplaza el salli con pollo tandoori (pollo y papas) contienen vitamina B6 buena para el bienestar del metabolismo.



¿Qué sabe como carne? Dale a los platillos veganos un poco más de sabor con estos sazonadores: - Humo líquido: una gota o dos para que tus vegetales y tofu sepan como si vinieran de un auténtico asado argentino - Pasta miso: cargada con el sabor de umami, ésta activa tus papilas gustativas de la misma forma que un jugoso steak - Páprika Ahumada: agrega esta especia a cualquier vegetal que quieras que se parezca un poco más al chorizo