Alimentos Indispensables


Alimentos verdes

El nitrato que contienen las verduras de hoja verde como las espinacas, mejoran la eficiencia de las células de los músculos, para utilizar el oxígeno durante el ejercicio, lo cual te ayudará a mejorar tu desempeño. El aguacate es otro de los protagonistas que queremos destacar, ya que posee una gran cantidad de antioxidantes de la vitamina C, folato y grasas monoinsaturadas, los cuales ayudan a preservar la salud del corazón.



Arroz negro

De acuerdo con los científicos de la Universidad del Centro Agrícola del estado de Luisiana, Estados Unidos, el grano entero de arroz negro está lleno de antocianinas, las cuales son las responsables del color púrpura intenso de los granos. Estos son los mismos poderosos antioxidantes que se encuentran en el arándano y las zarzamoras, que se ha demostrado que ofrecen protección contra enfermedades como el cáncer y del corazón.



Cereales fortificados

El zinc es básico para la regeneración del tejido, aunque los alimentos con altos contenidos de este mineral como la carne roja, contienen un alto nivel de grasa saturada que incrementa la inflamación. Los corredores deben consumir cereales fortificados que aportan el 100 por ciento del valor diario recomendado (sobre todo después de someterse a un entrenamiento de esfuerzo o a alguna lesión) aunque el zinc no repara el tejido por sí mismo, sólo ayuda a las grasas y proteínas a regenerarlo. ¡Pero no exageres! Grandes cantidades de este potente mineral reducen el colesterol HDL (colesterol "bueno") afectando tu sistema inmunológico.



Lentejas

Llenas de proteínas y una amplia variedad de vitaminas y minerales. Estas legumbres poseen una fuerte habilidad para neutralizar los radicales libres gracias a su alta concentración de fenoles. Estos compuestos te ayudan en la recuperación de los músculos y juegan un papel importante al disminuir el riesgo de enfermedades crónicas. Las lentejas también tienen un alto contenido de fibra soluble, la cual ayuda a bajar el colesterol y el azúcar en la sangre.



Miel

Se recomienda comer de una a dos cucharaditas antes del entrenamiento, ya que llegará rápidamente al torrente sanguíneo y es energía que puedes quemar en tus entrenamientos, en lugar de la energía de tus músculos. Lo que no debes consumir es el famoso "coctel de frutas", esa explosiva combinación de hasta 4 diferentes piezas de fruta, miel y granola, sólo elevará peligrosamente la glucosa en la sangre. Sabemos que la combinación suena muy natural, pero es naturalmente peligroso. Te sugerimos alejarte de ella.



Crema de cacahuate

La crema de cacahuate provee una dosis saludable de vitamina E. Este antioxidante protege al colesterol LDL, el cual ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas. Las personas que complementan su dieta con una porción extra de vitamina E, experimentan un menor grado de oxidación por estrés y menor daño en los músculos después de hacer ejercicio, que aquellas que no la consumen. Lo que es mejor, el cacahuate es una excelente fuente de resveratrol, el mismo compuesto que se encuentra en el vino rojo y ayuda a proteger el corazón.



Almendras

Unos 28 gramos (20 almendras a lo mucho) contienen el 40 por ciento de la porción diaria recomendada de vitamina E, antioxidante que refuerza a tu sistema inmunológico neutralizando los radicales libres. Estas semillas aportan grasas mono y polisaturadas al igual que las avellanas y las semillas de girasol. Son básicas para la producción de células nuevas. La grasa es un elemento estructural que forma parte de tu cuerpo, no lo elimines de tu dieta, sólo tómalo de los alimentos adecuados. Las almendras tienen ese tipo de grasas que no son un riesgo para tu corazón y que reconstruyen tu cuerpo sin bloquear las arterias.



Jitomates cocidos

Los jitomates cocidos contienen una concentración más alta de licopeno, un antioxidante que reduce el daño causado en la piel por los rayos UV.